Mundo Obrero

PARITARIAS

Alimentación: sin consulta a los trabajadores Daer decretó paro a partir del lunes

El secretario general de sindicato, Rodolfo Daer, impuso un paro de 2 h para el lunes en todas las alimenticias por la parálisis en las paritarias. La oposición propone plan de lucha con movilizaciones.

Maximiliano Montero

Obrero de Mondelez (ex Kraft) Planta Victoria | Agrupación Bordó

Jueves 5 de mayo de 2016 | Edición del día

El miércoles se realizó el plenario de delegados congresales y de Comisión Directiva del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la alimentación (STIA) en la sede del gremio ubicado en Carlos Calvo 1535 en la Ciudad de Buenos Aires. Este fue llamado de un día para otro por parte de la conducción oficial con el objetivo de discutir paritarias. Daer, secretario general desde hace 30 años, señaló que las discusiones paritarias con los empresarios estaban duras. El primer ofrecimiento empresarial consiste en una suma puente hasta fines de junio, para luego acordar un porcentaje de aumento al salario básico por un periodo de seis meses, es decir, hasta fines de diciembre. Esto fue rechazado por el STIA y continúan las negociaciones. Planteó que la dureza empresaria tiene el aval del gobierno de Macri.

Luego de esto señalo todos los ataques que viene sufriendo el pueblo trabajador en los primeros meses del gobierno de Macri y que en este marco fue muy importante la movilización de las CGT y las CTA el 29A. Dijo que esta gran demostración de fuerzas, del movimiento sindical argentino estaba presionando en el congreso para que salgan algunas leyes a favor de los trabajadores y que de persistir esta situación, las centrales sindicales convocaran al paro nacional pero esto recién seria para fines de agosto.

Pero tanta efusividad discursiva contra el ajuste no se correspondió con lo que termino proponiendo. Decretó un paro de 2 horas por turno a partir del lunes 9 para todas las fábricas de la alimentación. Su decreto lo justifico planteando que ellos eran una conducción sindical seria y que tenían que tener mesura y coherencia para definir un plan lucha, que no exponga a los trabajadores, que ellos se proponían no pedir un centavo mas que vaya generar desestabilización provocando despidos. Vale recordar al lector que ese mismo argumento lo utilizó en los 90 cuando decía que si no aceptábamos la extensión de la jornada laboral se vienen los despidos.

Ademas agregó que la Federación de Trabajadores de la Industria Alimenticia rechazó la primer propuesta empresarial y que ellos están pidiendo quince mil pesos a la categoría inicial. Y que para esto, ante la dureza empresaria, el Consejo Directivo del STIA capital decretaba paro de dos horas por turno a partir del lunes, no realizar paro el martes por que están las elecciones a Consejo Directivo y Congresales para continuar con las medidas de fuerza el miércoles.

Luego del informe de Daer hablaron algunos militantes verdes (agrupación que dirige la comisión directiva del STIA) cuyo eje de intervención fue la alabanza a lo comentado por el secretario general.

La postura de la Bordó: plan de lucha, paro y movilización

El compañero Camilo Mones, miembro de la Comisión Interna de PepsiCo y militante de la Agrupación Bordó pidió la palabra para contar que las asambleas de su fábrica, donde los compañeros deliberaron democráticamente y decidieron por mayoría un mandato de base, el único en todo el plenario, que consiste en que el aumento paritario sea del 45 % de una sola vez y que la medida de fuerza que se adopte sean contundentes, contraponiendo a la propuesta de Daer la necesidad de un paro general de toda la actividad con movilización a la cámara empresaria, para demostrar la bronca y la capacidad que movilización y lucha que tiene los trabajadores de la alimentación. Mones también planteó que la movilización del viernes 29 de las CGT y CTA, en la que participó la Bordo en una columna independiente de las direcciones burocráticas, se había confirmado que existe predisposición de lucha por parte de los trabajadores y que era necesario que las centrales sindicales llamen a un paro nacional para canalizar toda la bronca que hay contra el ajuste. “El gobierno de Macri nos toma el pelo a los trabajadores que nos movilizamos, ya que a los dos días aumentó la nafta y los cigarrillos” señalo a La Izquierda Diario el delegado. Propuso como resolución especial al plenario que se pronuncie contra el vaciamiento de PepsiCo en su planta Florida, cuestión que Daer se negó a votar.

Mas tarde vinieron algunas intervenciones de militantes verdes cuyo objetivo fue atacar a la Bordó, sin mencionar cual era la situación de sus fábricas, y con un argumento pro-patronal acusaban a la Bordo de la política de vaciamiento por parte de la patronal de PepsiCo, situación que el sindicato deja pasar sin hacer absolutamente nada, dejando solos a los trabajadores.

Otros que se sumaron a este ataque fueron los militantes de la lista Celeste y Blanca, actual Comisión Interna de Mondelez-Pacheco, que reivindicaron públicamente haber sacado a la Bordó de la interna junto a la verde, llamándose a si mismos una oposición constructiva, lo que recogió el aplauso de Daer y toda la militancia Verde. Obviamente que nada dijeron que desde que asumieron. No hicieron asambleas y no han frenado el avance que viene haciendo sobre los derechos de los trabajadores.

Fue en ese momento que quien escribe estas líneas, congresal de Mondelez Planta Victoria, pidió la palabra y planteo que existía la contradicción de que se hablaba de democracia pero que a los militantes de la Bordó no los dejaban hablar. Que si realmente hay democracia había que llamar asambleas en todas las fábricas, por que eran las bases las que tenían que decidir que pasos dar en el plan de lucha necesario que necesitamos dar los trabajadores alimenticios si queremos darle el brazo a torcer a los empresarios.

La Bordó se prepara para enfrentar el ajuste

Daer termino el plenario haciendo votar su propuesta de paro de dos horas a partir del lunes, el martes se suspendería por las elecciones del gremio, y continuaría el miércoles. No quiso votar la propuesta de resolución de rechazo al intento de vaciamiento en PepsiCo, dejando a las claras su complicidad con la empresa. Tampoco la moción de que se realicen asambleas en todo el gremio para que sean las bases las que decidan el plan de lucha, con el insólito argumento, propio de un burócrata, de que se tardaría mucho tiempo si se consulta a los trabajadores.

El plenario fue una muestra mas de porque Daer y la Verde no pueden dirigir el gremio. Es necesario luchar por un sindicato democrático, donde se escuche la vos de los compañeros de las fabricas. Mas de 30 años de Daer y la Verde son la demostración de esto.

La Bordó sigue insistiendo en la necesidad de asambleas en todas las fabricas para votar un plan de lucha serio hasta lograr el 45% de aumento, con un salario básico igual a la canasta familiar. En esta paritaria hay que luchar para que todos los trabajadores tercerizados y de agencia del gremio pasen a planta. Lograr un convenio único de 5 días y 8 horas sin rebaja salarial, para no trabajar los fin de semana y que las compañeras mujeres ganen lo mismo que los compañeros hombres y tengan acceso a la máxima categoría.

La Bordó encara la lucha por el salario y por mejorar las condiciones de trabajo en la primera fila de la lucha. Por eso en los lugares donde dirigimos comisiones internas como en PepsiCo impulsaremos asambleas y en los lugares donde somos oposición, haremos pasadas por los comedores exigiendo a las comisiones internas asambleas par votar un plan de lucha para lograr nuestros reclamos.

Junto a esto y simultáneamente redoblaremos los esfuerzos en el último tramo de la campaña electoral para conquistar un sindicato y congresales para los trabajadores que enfrentan el ajuste, defendiendo lo conquistado para ir por más.







Temas relacionados

La Bordó   /    Elecciones sindicales   /    Agrupación Bordó   /    Rodolfo Daer   /    Trabajadoras y trabajadores de la Alimentación   /    Paritarias   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO