Internacional

ESTADOS UNIDOS

Capitalismo de plataformas: Uber obligado en California a reconocer a sus conductores como trabajadores

Una nueva ley otorga protección y beneficios a los conductores que trabajan para las empresas de plataforma, que deben reconocerlos como "empleados".

Diego Sacchi

@sac_diego

Jueves 12 de septiembre | 10:37

El órgano legislativo estatal de California, Estados Unidos, votó este miércoles a favor para que las plataformas de transporte Uber, Lyft y otras empresas, de la llamada economía colaborativa, reconozcan formalmente a sus conductores como “empleados” de la misma, algo que ya cuenta con el apoyo del Senado estatal y que pasará a ser ley cuando la firme el gobernador.

Con 56 votos a favor y 15 en contra, la Asamblea, se posicionó a favor de la bautizada como proposición AB5, que también fue validada el martes por el Senado y que cuenta con el apoyo público del gobernador, Gavin Newsom.

Uber y Lyft clasifican a quienes trabajan para ellas como “contratistas independientes” o “autónomos” lo que les permite no tener que pagarles un salario fijo ni ofrecerles los beneficios sociales que sí les corresponderían si son reconocidos como empleados con contrato, algo que incluiría el seguro médico y días de vacaciones o de enfermedad.

Los conductores se han manifestado en varias ocasiones reclamando ser reconocidos como trabajadores, contratados por esas empresas. A principios de mayo de este año, los conductores que trabajan en Uber y Lyft realizaron una huelga en Estados Unidos y el Reino Unido, con acciones de solidaridad que se extendieron en otros países como Chile, Argentina, Uruguay, Panamá o Costa Rica, coincidiendo con el lanzamiento de Uber a la bolsa en una operación multimillonaria.

Te puede interesar: Conductores de Uber en EE. UU. y Reino Unido van a la huelga por sus derechos laborales

El texto aprobado por las dos cámaras de la legislatura estatal de California y que entrará en vigor el 1 de enero de 2020 introduce cambios legales que dificultan a que estas empresas puedan seguir considerando a quienes trabajan para ellas contratistas independientes y en muchos casos se verán forzadas a contratarles.

Antes de que se produjese la votación en la legislatura, el gobernador de Newsom, del Partido Demócrata, concedió una entrevista a The Wall Street Journal en la que aseguró que mantiene abiertas negociaciones con Uber, Lyft y otras empresas. "En lo referente a Uber, Lyft, DoorDash y otras plataformas, mantenemos las negociaciones abiertas, y sin importar lo que ocurra con (el proyecto de ley) AB5, me comprometo a, por lo menos, seguir negociando", apuntó el gobernador demócrata tratando de llevar tranquilidad a esas compañías que lucran con los derechos de sus trabajadores.

El jefe para Asuntos Legales de Uber, Tony West, indicó en una llamada telefónica con periodistas que su compañía no reclasificará a los conductores como empleados. "AB5 inserta en el código laboral de California un nuevo test legal que debe usarse cuando se determina si un trabajador es clasificado como contratista independiente o como empleado. Avanzamos que seguiremos dando respuesta a las acusaciones de clasificación errónea incluso en las cortes si es necesario", apuntó West, buscando el hueco legal para seguir sin reconocer los derechos de sus trabajadores.

El debate sobre los derechos de los trabajadores de las compañías de la “ economía colaborativa” cobró relevancia ante las permanentes denuncias de los empleados por la precarización laboral y los pesimos salarios.

Te puede interezar:Uberización y explotación, la verdadera cara del capitalismo “colaborativo”

Los conductores de Uber y Lyft, ganan un salario medio de tan solo 8 dólares por hora, sin contar la deducción de impuestos, muy por debajo del salario mínimo de California de 11 dólares por hora y apenas por encima del salario mínimo de Estados Unidos 7,25 dólares por hora.

Uber asegura que sus conductores no son empleados y bajo el el supuesto "nuevo paradigma laboral", concibe a sus trabajadores como un "emprendedor" o "autónomo". De esa forma la empresa esconde formas de precarización laboral, garantizando mayores ganancias para sus ejecutivos. Pero justamente producto de esas malas condiciones de trabajo en este tipo de empresas, sus empleados comienzan a organizarse contra esa situación de precariedad y defender sus derechos.







Temas relacionados

App   /    Economía colaborativa   /    Uber    /    Estados Unidos   /    California   /    Trabajadores   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO