Juventud

GATILLO FÁCIL

Caso Lucas Cabello: declaró el supervisor del policía imputado por intento de homicidio

En la tercera audiencia del juicio por Lucas Cabello, en que un expolicía de la Metropolitana está imputado por intento de homicidio, declaró el oficial mayor Jesús Aníbal Rivandeira, quien complicó la estrategia de la defensa. Proyectaron videos que no aportaron al proceso judicial.

Miércoles 11 de septiembre | 18:12

Foto Colectivo de Medios Populares

Se llevó adelante la tercera audiencia del juicio de Lucas Cabello, el joven baleado por el entonces policía de la metropolitana Ricardo Ayala. Frente al Tribunal Oral en lo Criminal N° 1, se encontró la querella integrada por Lucas, su familia, la fiscal Adriana García Netto, y los abogados de parte: Gabriela Carpineti, Adrian Albor y el abogado de Liga Argentina por los Derechos Humanos, Matías Busso.

La familia de Cabello estuvo acompañada, como en las audiencias anteriores, por organizaciones del barrio de La Boca y familiares de víctimas de gatillo fácil que estuvieron desde el primer momento con el fin de lograr el juicio contra Ayala por intento de homicidio.

Rubén, padre de Lucas, habló con el Colectivo de Medios Populares antes de comenzar la audiencia: “La primera audiencia fue el día 22 y ahí declararon Aldana, Carolina y una testigo. En la segunda audiencia mostraron la declaración de Lucas, y esta ya es la tercera audiencia”. Pero anticipó a los presentes: “Nos avisaron que vamos a ver unos videos ’comprometedores’ que fueron presentados por parte de la defensa, pero no son de esa noche, son de otro día”.

En la audiencia, declaró el oficial mayor de la Policía de la Ciudad, Jesús Aníbal Rivandeira: uno de los testigos aportado por la defensa. El agente era uno de los coordinadores que prestaba funciones en la Comuna 4 cuando ocurrió el caso de gatillo fácil en noviembre del 2015. Rivandeira expresó tener en su momento trescientos policías a su cargo y sostuvo que no encontró armas cuando acudió al lugar de los hechos. Esto complicó la situación de Ayala, porque desmiente la versión aportada por el policía durante la instrucción.

Luego se proyectaron en la sala unos videos que ilustraban supuestos conflictos vecinales en el mismo edificio donde fue baleado Lucas, pero el imputado jamás pudo reconocer el lugar que mostraba las imágenes. Cuando le consultaron por dichas peleas vecinales, desconoció los motivos del conflicto y quienes habrían intervenido.

En una declaración plagada de dudas y expresiones repetitivas, en las que señalaba que no recordaba los hechos consultados por las partes, el testigo terminó perjudicando la hipótesis de la defensa. Al finalizar la audiencia, la abogada Carpineti dialogó con el Colectivo de Medios Populares sobre el testimonio: “En la audiencia de hoy salió a la luz el nivel precariedad con el que intervenía la ex Policía Metropolitana durante conflictos vecinales. Se vislumbró la escasísima preparación que tenía el Agente Ayala y otros agentes que realizaban consignas policiales en el edificio en el que vivía Lucas. No funcionaban las radios, no tenía conocimiento del funcionamiento antipánico. Que un supervisor tenga a cargo trescientos agentes lo dice todo”. Además, añadió: “El oficial que declaró hoy aportó videos de supuestos conflictos vecinales que después afirmó desconocer.”

Varios de los presentes manifestaron la desprolijidad del material exhibido por parte de la defensa. Se mostró material que no se vincula con el caso particular; además la ausencia de Lucas Cabello en ellos es contundente. En el único en que se lo observa fue en una discusión donde se ve al joven, varios días antes del fatídico día, discutiendo con su pareja, sin más. A la salida del juicio, la madre de Lucas, Carolina Vila, expresó: “En ninguno de los videos que presentaron aparece mi hijo. El único que mostraron es uno que está discutiendo con su señora y en ese no se ve ningún tipo de violencia, es una simple discusión de pareja. Y también por eso creo que es una falta de respeto: eso es algo íntimo que no tiene por qué circular ¡Nada tenía que ver con el policía Ayala que baleó a mi hijo, ni con la consigna policial!”, señaló.

En la sala estuvo Miriam, la madre de Bordón: “Hoy se vio claramente la complicidad de la policía. Encubrían a este criminal que baleó a Lucas y que le generó la situación en la que se encuentra ahora. El policía constantemente repetía ’no me acuerdo’.

Después presentaron unos videos que no dicen nada. La única verdad es que queremos que condenen a Ayala”. Lucas siempre se mantuvo entero a lo largo de toda la audiencia, incluso cuando quisieron responsabilizarlo por videos malintencionados y fuera de contexto. “Vi bastante bien la tercera audiencia. En esta mostraron videos que no tienen sentido, pero la verdad es que me quedo con mucha expectativa de lo que se viene el 17 de septiembre”.

Por su parte, uno de los abogados, Matías Busso, agregó: “En la audiencia de hoy se develó el intento de la corporación policial de tratar de cubrir al agente Ayala. Se vio a un superior tratando de aportar videos de dudosa procedencia y tratando de justificar el accionar a través de posibles conflictos entre vecinos”. En esta misma dirección, el abogado de la querella calificó al testimonio como “endeble” y señaló: “Ante cada pregunta respondía ´no recuerdo´. Esto tiene que cambiar. No solamente se deber juzgar el accionar de Ayala ante este delito, sino también como se comporta el resto de la fuerza policial, que en vez de aportar con la mayor honestidad posible la mayor cantidad de información, la escamotea".

En esta misma sintonía habló Roxana Cainzos, madre de Nehuén Rodríguez, asesinado por la Policía Metropolitana en diciembre del 2014, quien siempre acompañó a la familia Cabello: “Los videos que mostraron no dicen nada. Por el contrario, el policía que declaró mandó al frente a dos compañeros de él”. Y agregó: “A Lucas y a Caro los vi muy enteros, y eso nos alienta mucho a las madres, para estar en los juicios y en la misma calles”. “Las expectativas son buenas y en este caso vamos a conseguir que el Poder Judicial falle para hacer justicia pero igual duele mucho la amnesia que sufren estos policías cuando se le preguntan detalles. No cumplen los protocolos, y hasta ellos mismos lo recuerdan”, concluyó.

Como cierre, Carolina, la madre de Lucas, expresó: "lo que queremos es que se sepa la verdad, una secuencia de hechos muy distinta a la que dijo María Eugenia Vidal en su momento. Cada vez estamos más cerca de la fecha y cada vez tenemos más expectativas. Lo único que queremos es que la justicia este a la altura y poder conseguir una condena ejemplar que nunca va a ser suficiente porque nuestra vida ya se nos arruinó. Pero por lo menos para frenar el asesinato de pibes, del abuso policial, y poder frenar esto”.

*FM Riachuelo/FM La Caterva/La Retaguardia/Agencia Paco Urondo/Sur Capitalino/Radio Gráfica/Radio Presente







Temas relacionados

Policía de la Ciudad   /    La Boca   /    Lucas Cabello   /    Policia Metropolitana   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO