Géneros y Sexualidades

ACTUALIDAD

"Esto es el ajuste, entreguen nuestras hormonas, tenemos derecho a la Salud Integral"

Se nacionalizó la denuncia por faltante de hormonas en Hospitales y Centros de salud de CABA, la Provincia de Buenos Aires, Chubut, entre otras. La denuncia que empezó a circular por las redes estos días convocó a un corte en el exministerio de Salud.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Viernes 18 de octubre | 13:59

El martes pasado se difundió un mail en las redes sociales que fue enviado desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación del que depende la Secretaría de Salud, que notificaba que “una de las empresas que provee la Testosterona 1% en gel, marca comercial "Androlone", de Laboratorio Beta S.A. no va a ser entregada más a los dispositivos de salud por la devaluación del peso frente al dólar”, el argumento fue que iba a "pérdidas", como si nuestra salud fuera un negocio.

La consecuencia del ajuste y el recorte en la parte sanitaria que llevó adelante el Gobierno de Cambiemos en complicidad con los peronistas deja claro cuáles son sus prioridades. Además es un incumplimiento de la Ley de Identidad de Género (26.743) todas las personas tienen el derecho a acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo a su identidad de género autopercibida.

Es obligación del estado brindar las herramientas y el acceso a los tratamientos hormonales a todas las personas que lo requieran. Así lo expresa la Ley.

"Esto es el ajuste, entreguen nuestras hormonas, tenemos derecho a la Salud Integral", dice Sebas, un joven que cruza corriendo la 9 de Julio para empezar a mostrar su pancarta. "Basta de travesticidios", la levanta orgulloso, les demás también aplauden y denuncian este atropello.

Esta semana, varios activistas, sobre todo un grupo de masculinidades trans se pusieron en contacto con distintos dispositivos de salud donde llevan adelante sus tratamientos y confirmaron que en diferentes puntos del Gran Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires esto esto ya es un hecho.

Marina Elichiry es médica y activista lesbiana y explica que "se deben garantizar las hormonas y las cirugías y otro tipo de tratamiento para desarrollar la vivencia personal del cuerpo y que esto está incluído en el PMO (Plan Médico Obligatorio) y que debe estar garantizado por los tres subsitemas de salud: público, obras sociales y privados". Agregó que "se le niega el derecho a una persona que en muchos casos su expresión de género depende de su imágen corporal con lo cual la afectación psíquica de no mantener esa hormonización es negativa".

Nuestra salud y nuestro cuerpo no es un negocio

Como ya informamos en La Izquierda Diario "la industria farmacéutica argentina es uno de los sectores manufactureros más pujantes. A pesar de la crisis económica actual, su producción se mantuvo por encima del nivel general de la industria desde el 2012. La facturación en el mercado interno creció a un promedio anual de 28,7%".

Te puede interesar: Industria farmacéutica: un negocio millonario a costa de tu salud

La doctora Marina declaró "me parece que está bueno no perder de vista que las empresas siempre nos marcan los pasos en Argentina y el estado está ausente. La especulación de las empresas privadas de la industria farmacológica siempre dicen qué hacer al sistema de salud".

Esta decisión aleatoria de recortar las hormonas en pos de medir ganancias significa que esa especulación se hace en detrimento de nuestra Salud Integral. Lo mismo sucede desde el año 2016 con los faltantes en los antiretrovirales.

Podes leer: ¿Nuestra vida no importa?: más de 15.000 pacientes con VIH/Sida sin medicación

Para que nuestra salud deje de ser la mercancía de los empresarios se hace necesario romper con el Fondo Monetario Internacional que es quien imparte estas decisiones. Juntos por el Cambio y el Frente de Todos tienen como prioridad seguir avalando esta injerencia neoliberal.

Es necesario poner en pie un Sistema Nacional Único de Salud estatal y gratuito, donde el Estado a través de una gestión colectiva de médicos, enfermeros y representantes de la población planifique, financie y preste los servicios. Para abastecer a todo el país, en tiempos de ajuste fiscal del FMI que incluye recortes presupuestarios. La salud no tiene que ser un negocio rentable, sino un derecho. No queremos un ajuste que implique menos plata para la salud, que el dinero destinado a la deuda externa vaya a educación y a nuestro sistema sanitario.

El lunes se convoca a una asamblea abierta por esta demanda, en la Plaza de los dos Congresos a las 16 hs.







Temas relacionados

Hormonas   /    Transexuales   /    LGTBI   /    Sexualidad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO