Sociedad

ENSENADA

Kicillof y el miserable plan de alimentación en cuarentena

El gobernador de la provincia Axel Kicillof paga a los bonistas y al FMI pero para el servicio alimentario poco y nada. Luego de más de 15 días sin que las familias reciban asistencia alimentaria en medio de la cuarentena, el municipio de Ensenada hizo el reparto a algunas escuelas del distrito. Poca cantidad y baja calidad alimenticia, es lo que reflejan los testimonios de las familias.

Claudia Añazco San Martín

Sec. de Género y Diversidad Suteba Ensenada

Laura Champeau

Secretaria de Organización Suteba Ensenada

Sábado 4 de abril | 11:12

El gobierno provincial envío hoy, por medio del Servicio Alimentario Escolar (SAE), una segunda tanda de alimentos luego de varios días sin que las familias tuvieran noticias. Es que en tiempos “normales” el hambre pega, pero actualmente bajo cuarentena y en medio de una crisis sanitaria por pandemia, el hambre y la miseria se agravan.

Si bien el gobierno amplió la cantidad a las escuelas que no tienen comedor sigue siendo insuficiente. Bajo contenido nutricional y poca cantidad es lo que se destaca en cada bolsón. No alcanza ni para dos días si tenemos en cuenta que en cada familia existe un mínimo de dos adultos y 3 o 4 niños y adolescentes. Los docentes y auxiliares sabemos cómo viene la mano: trabajamos todo el año con la misma comunidad educativa atendiendo cuestiones pedagógicas, pero también un sin número de problemáticas sociales que van desde violencia machista hasta suicidios.

La pandemia y la cuarentena no solo muestran la crisis sanitaria si no la absoluta precariedad en las que viven millones de familias del conurbano bonaerense y en las provincias más empobrecidas, como en Salta donde los niños wichi mueren por desnutrición.

Claudia Añazco San Martín, sec. de Género y Diversidad de Suteba Ensenada y Laura Champeau, sec. de Organización de Suteba Ensenada

Hablemos de prioridades

Inversión en test masivos, respiradores, personal de salud son prioridades a las que el gobierno no ha dado respuesta. De igual forma, las problemáticas sociales de las familias que no pueden hacer cuarentena porque trabajan precariamente como cartoneros, changarines, trabajadores de limpieza, con trabajo informal no pueden ser resueltas con un bono de 10 mil pesos y dedicando un bajísimo presupuesto a la alimentación diaria que necesitan las familias. ¿Cuáles son las prioridades del gobierno nacional, provincial y municipal en esta crisis? Mientras esto pasa en las escuelas y barrios los jubilados y beneficiarios de subsidios del Anses hacen colas interminables para recibir una ayuda que no alcanza. No hay cuarentena ni derecho a la salud con hambre.

Lo que si se ve son las fuerzas represivas en las calles: la “maldita” policía bonaerense y la gendarmería para garantizar la paz social frente a una crisis sanitaria histórica y con una pandemia que acecha en los barrios más humildes.

Los docentes y delegados de la agrupación Marrón y como parte de la Comisión Directiva de Suteba Ensenada estamos junto a la comunidad, codo a codo, atendiendo las demandas sociales exigiendo al gobierno de Kicillof y al municipio el reparto de comida en cantidad y calidad para todas las familias del distrito que lo necesiten e impulsamos un llamamiento a los sindicatos, trabajadores y familias para dar una respuesta de conjunto frente a la agudización de la crisis social producto de la cuarentena y pandemia. A su vez, impulsamos una demanda cautelar junto al CeProDH denunciando la asistencia alimentaria insuficiente por parte del Estado.

Entrevistamos a mamás que nos relatan cómo están viviendo la situación:

Nadia nos cuenta la problemática de las familias que sufren la cuarentena con laburo precario y con escasa asistencia estatal:

Mamá de secundaria 3 barrio Variadores: "La olla popular la organizamos entre los vecinos, no se acercó nadie del gobierno":







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Suteba Ensenada   /    Ensenada   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO