Política

OPINIÓN

Nuevo Mas y Castañeira: excusas y omisiones que contribuyen a los antiderechos y el peronismo

Un debate con el Nuevo Mas a propósito de su posición ante las elecciones.

María Chaves

Fundadora de Pan y Rosas | Socióloga

Jueves 10 de octubre | 09:29

Después de no haber pasado el piso proscriptivo de las PASO, el Nuevo Mas y Manuela Castañeira estuvieron ausentes de la batalla política que dejó planteada la elección.

Para las organizaciones que se dicen anticapitalistas y socialistas se imponía desde el primer día, además de enfrentar en las calles el ajuste en curso, profundizar la pelea electoral contra los partidos capitalistas, lo que significa apoyar a la única alternativa de independencia de clase en estas elecciones: el Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad. Pero mientras se tomaban unas semanas sin pronunciarse por el apoyo a la candidatura de Nicolás Del Caño, quien fuera su candidato a Jefe de Gobierno porteño, Miguel Ángel Forte, en una entrevista dada el 5 de septiembre a Nuestras Voces#Periodismo Ciudadano afirmaba que “Hubo un voto castigo a Macri absorbido por una posición presentada por el Frente de Todos, y nosotros estamos considerando si vamos a acompañar o no al kirchnerismo.” Increíblemente, estas declaraciones no fueron cuestionadas ni por esa organización ni por la propia Manuela Castañeira, y de ahí se entiende por qué recién hace pocos días atrás sacaron en una nota de su portal su posición pública sobre el voto el 27 de octubre. Allí plantean “nuestro partido, que realizó una campaña histórica en las PASO, volverá a concretar, como lo hemos hecho ya en las oportunidades anteriores, el llamado al voto crítico al FIT en la elección presidencial e indistintamente a éstos o a Luis Zamora en CABA”.

Esto último demuestra varias cosas. Por un lado que les da igual que haya un diputado de izquierda en el Congreso, sino no se explica por qué dividen los votos. O dicho más concretamente, les da igual si quien entra al Congreso es Myriam Bregman, Marco Lavagna, Pablo Tonelli o Eduardo Valdés, tres antiderechos con los que se disputa la banca de Capital. Estamos hablando de la única mujer diputada que encabeza las listas en CABA y que según los últimos resultados, aunque es difícil, tendría muchísimas más chances que Zamora, ya que triplicó la cantidad de votos obtenida. Y por el otro, que cuando está planteado combatir claramente a los ajustadores con una luchadora consecuente contra los genocidas, que está siempre en las calles junto al movimiento de mujeres, los trabajadores y la juventud, deciden “no tomar partido”, poniendo un signo igual entre Myriam y un candidato sin militancia organizada que centra su actividad en las campañas electorales. Ni siquiera utilizan el propio argumento que evidentemente usaban solo para batallar contra las listas del FIT-U: apoyar a “la única candidata mujer”. En cambio, hay sectores que sí ven la importancia de que ingrese Myriam al Congreso y por eso impulsan un Comité de Apoyo por Bregman diputada, integrado exclusivamente por independientes para garantizar una postura favorable al derecho al aborto. Se ve que les molesta.

En otra argumentación, sostiene: “Nuestro llamado hace a una cuestión de principios y no a alguna coincidencia con una campaña electoral que evidentemente ha caído en el oportunismo más vergonzoso,apostando al “corte de boleta” y escondiendo a su fórmula presidencial para no confrontar con el Frente de Todos y la fórmula Fernández-Fernández. Es curioso que después de reclamar que se los vote, sean ellos quienes no se llamen a votar”. Con esa falacia que es más bien una excusa, por lo menos hasta ahora no hicieron ninguna campaña política en apoyo a la candidatura de Del Caño. El Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad, además de haber salido a enfrentar a ambos candidatos en pugna y a denunciar que Macri se va pero el ajuste y el FMI se quedan, además de estar en primera fila de los conflictos contra los cierres y despidos, y de estar impulsando una intensa campaña de agitación política en redes y callejera, acaba de hacer un acto histórico en la 9 de Julio con más de 20 mil personas, en el que hablaron Myriam Bregman, Romina Del Pla, Néstor Pitrola, entre otros, y cerró con un destacado discurso de Nicolás Del Caño, que planteó que cada voto al FIT U es un voto a los que no transamos con los cómplices del macrismo. Minutos antes, su compañera Myriam Bregman llamaba a votar en CABA por listas 100% verdes. Nicolás del Caño, como candidato presidencial del FIT-U, será uno de los protagonistas excluyentes de los debates que se harán el 13 y el 20 de octubre, que serán seguidos por millones en todo el país.

Así, el Nuevo Mas y Manuela Castañeira profundizan un rumbo equivocado donde se anteponen intereses mezquinos. Para nosotrxs, en cambio, la izquierda tiene que avanzar para ser una verdadera alternativa, y eso incluye, entre otras cuestiones, la unidad en el terreno electoral con un programa de independencia de clase y de lucha por un gobierno de los trabajadores, así como la presencia en las calles de aquellas personalidades que se postulan como referentes de un programa anticapitalista y socialista. Llamamos nuevamente a que revean su postura y a ser parte de acá a octubre de una gran campaña política en apoyo al FIT U contra los partidos del FMI, el ajuste y la clandestinidad del aborto, y salgamos a las calles para enfrentar este nuevo saqueo en curso que deja correr el peronismo y la burocracia sindical.







Temas relacionados

Manuela Castañeira   /    Néstor Pitrola   /    MAS   /    Myriam Bregman   /    FMI   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO