Internacional

ACCIONES ROBIN HOOD

Trabajadores de la electricidad en Francia le cortan la luz al sindicato que colabora con Macron

Los trabajadores de la electricidad de Francia se hicieron famosos por realizar acciones "Robin Hood": cortar el suministro a los ricos y reconectar a los hogares pobres. Este lunes le cortaron la luz a la sede del sindicato CFDT, que se negó a llamar a la huelga y colabora con Macron para legitimar la odiada reforma jubilatoria.

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Lunes 20 de enero | 12:32

Este lunes los trabajadores de la electricidad de Francia organizados en la CGT Energía, volvieron a realizar una de sus acciones catalogadas como "Robin Hood". La característica de cortarle la luz a empresarios, comisarías y edificios gubernamentales, mientras reconectan a los hogares pobres que no pueden pagar las tarifas esta vez apuntó a la cúpula de la CFDT, el sindicato más viejo del país, y también el más conciliador.

En particular la acción iba dirigida contra Laurent Berger, el dirigente de la CFDT que se negó a llamar al paro desde que comenzaron las acciones contra la reforma de las jubilación el 5 de diciembre pasado.

Desde hace un mes y medio los trabajadores del transporte metropolitano de París (RATP) y los ferroviarios de todo el país (SNCF), mantienen una huelga por tiempo indeterminado, secundados por huelgas intermitentes en los sectores de docentes, energía, refinerías y puertos, entre otros. En muchos casos lo hicieron incluso desoyendo a las direcciones sindicales que llamaron a no parar ni movilizarse.

A pesar de esta huelga histórica, la más importante desde 1968, y las movilizaciones de millones de personas, Laurent Berger estuvo desde el primer día sentado en la mesa de diálogo con el Gobierno de Macron y defendió la mayor parte de la reforma de las pensiones, incluso las clausulas que atacaban a sus propios afiliados. La bronca fue creciendo con este sindicato, al punto que el viernes pasado ya un grupo de huelguistas de la coordinación que hay entre la RATP y la SNCF ocuparon el hall central de la sede del sindicato, que contó con un gran respaldo de los trabajadores en redes sociales, y en la calle, a pesar de que los medios de comunicación, el Gobierno y la mayoría de los sindicatos salieron a condenarla.

Te puede interesar: Huelguistas ocuparon la Confederación del Trabajo Francesa: "No van a negociar en nuestro nombre"

Berger a oscuras y Macron cuestionado

La acción de este lunes se suma entonces a la del viernes pasado. En un comunicado en el que confirman que la acción fue realizada por una docena de seccionales del sindicato CGT Energía de la región de París, los trabajadores electricistas señalan los motivos del corte a la sede de la CFDT.

"Contra la reforma de pensiones: los Robin Hood privan a Berger de la electricidad", comienza el texto donde señalan que "Berger negocia los términos y las formas de lo que serán nuestras futuras cadenas y las de nuestros hijos, sin haber participado nunca en la huelga renovable contra la reforma jubilatoria por puntos. Esta mañana, lunes 20 de enero de 2020, a la sede federal del CFDT en París se le cortó la electricidad, y fue la colaboración de clases la que se sumió en la oscuridad".

El comunicado termina con un tajante: "Nosotros trabajamos, nosotros producimos, nosotros decidimos. Resistencia".

Al igual que lo hizo el viernes, tras la ocupación del hall del edificio por un grupo de huelguistas, la CFDT repudió el hecho. En un comunicado dijeron "La sede central de la CFDT fue nuevamente víctima de una intrusión el lunes por la mañana. Unos quince individuos encapuchados entraron al edificio para cortar la electricidad en general. Este nuevo ataque, reclamado en las redes sociales por varios sindicatos de energía de la CGT, es inaceptable".

Sin embargo, mientras que los huelguistas mantienen su nivel de apoyo en la población, la popularidad de Berger es cada vez más escasa. Esta característica la comparte con el presidente Emmanuel Macron al que cada vez se le complica más salir a las calles o realizar actos públicos. El viernes pasado una manifestación dentro y fuera de un teatro, al que había ido junto a su esposa, terminó en un escrache que obligó a la Policía a realizar un operativo de "extracción" para sacar urgente al presidente del lugar.

Por su parte en la mañana de este lunes, mientras Berger se quedaba a oscuras en la sede de su sindicato, Macron no podía llegar a un acto en una fábrica de la localidad de Dunkerque, al encontrarse con la "bienvenida" de unos 200 huelguistas y manifestantes que mantenían un piquete sobre la autopista de ingreso al lugar.

Esta acción de los trabajadores de la CGT Energía, pone en aprietos también al secretario general de la CGT, Philippe Martinez. Si bien Martinez apoyó la huelga desde el primer día, aunque no llamó a su extensión, y no aceptó la "tregua de Navidad" que exigía el Gobierno, emitió un comunicado el viernes pasado repudiando la acción de los huelguistas que ingresaron a la sede de la CFDT. Ese comunicado fue rechazado por muchas seccionales de la CGT, que contradijeron a Martinez y apoyaron la acción de la Coordinación RATP-SNCF. La acción de este lunes de los electricistas de la CGT muestran la insubordinación que existe en las bases y la desconexión creciente con sus direcciones, incluso aquellas que se encuentran más a la "izquierda" en el arco sindical.

Te puede interesar: Edición especial de Ideas de Izquierda sobre Francia







Temas relacionados

5D Huelga General en Francia   /    CFDT   /    París   /    CGT   /    Emmanuel Macron   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO