×
Red Internacional

Sigue aumentando los contagios en los lugares de trabajo y el transporte. Sin embargo, el gobierno y los empresarios quieren “la economía a pleno”. Las propuestas del clasismo para defender las vidas trabajadoras. El 17 en el Encuentro de Coordinación será una de las principales propuestas.

Juan ContriscianiDelegado del Astillero Río Santiago | Agrupación Marrón | Dirigente del PTS

Miércoles 14 de abril | 08:52

La segunda ola de covid impacta de lleno en los lugares de trabajo: en fábricas y comercios no se aplican protocolos adecuados, las docentes reclaman suspensión de clases presenciales en asambleas masivas y los trabajadores de la salud denuncian un sistema sanitario al límite. El Gobierno, a pedido de las patronales, no definió ninguna medida efectiva para contener la pandemia.

En Jujuy ya fallecieron 10 docentes, lo mismo sucede en otras provincias. En el Astillero Río Santiago perdimos a dos compañeros. Hay turnos enteros suspendidos por la cantidad de casos, como vimos en Toyota. El personal de salud ya perdió 500 trabajadores y trabajadoras. En el Subte ya se acercan a los 500 contagios. Y así podríamos seguir largo rato.

Te puede interesar: #Covid-19.Récord de contagios: las patronales incumplen protocolos y crecen casos en las empresas

Los últimos días se produjo un crecimiento vertiginoso de los contagios por Covid, mientras la campaña de vacunación avanza a cuentagotas. Otra vez la irracionalidad capitalista por delante de la vida de millones. Las patentes y propiedad intelectual hacen que un puñado de laboratorios tenga el monopolio millonario de la producción de vacunas, que a su vez se concentran en los países más ricos, mientras millones de trabajadores aún no hemos recibido ni una dosis. Hay que exigir la anulación de las patentes. La salud es un derecho humano básico, y no el negocio de unos pocos.

Al Gobierno y las patronales sólo les importa la ganancia, por eso no han tomado ni una medida efectiva. Dicen que quieren “proteger la economía”, pero lo que en realidad se protege son las ganancias de los empresarios, exponiendo a los trabajadores para seguir produciendo, sin cuidados, ni protocolos y viajando hacinados como vemos a diario.

Alberto Fernández y Kicillof responsabilizan a la población, poniendo el énfasis en las conductas individuales, cuando llegar a fin de mes es una odisea para las grandes mayorías, crece la pobreza y el desempleo, y el gobierno no es capaz de una medida tan mínima como la restitución del IFE, a un valor que permita vivir. Mientras, millones se siguen destinando al pago de la deuda, cuando la salud de la población está en juego.

La llegada de la segunda ola de contagios de suma a la bronca que se viene juntando por las consecuencias sociales de la pandemia y la economía. Sectores de trabajadores se organizan, paran, se movilizan y reclaman un plan de lucha a las centrales sindicales contra los despidos, las suspensiones, los salarios carcomidos por la inflación, la precarización laboral y también exigiendo medidas de seguridad e higiene en los lugares de trabajo.

Los docentes de CABA y muchos distritos de Provincia de Buenos Aires paran por su salud, la de sus alumnos y de sus familias. Con el crecimiento de contagios y muertes, no solo de docentes sino de un estudiante en el caso de la Ciudad de Buenos Aires, no hay presencialidad segura.

Te puede interesar: Nuevas medidas. AMBA: Fernández anunció asignación de $ 15.000 solo para un sector que cobraba la IFE

Distintos sindicatos combativos han votado acompañar el proyecto de Ley del Frente de Izquierda Unidad que plantea la declaración de utilidad pública del laboratorio de Hugo Sigman en Garín donde se ya se produjeron 40 millones de dosis de la vacuna que fueron “fugadas” a México sin que vuelva una sola dosis.

Desde el PTS-FITU y el Movimiento de Agrupaciones Clasistas venimos exigencia medidas de emergencia contra las consecuencias sanitarias y sociales de esta pandemia. Este sábado 17 de abril en el Encuentro de Coordinación de ocupados y desocupados será una de nuestras principales banderas. Llamamos a organizarnos para conquistarlas, con una campaña nacional en defensa de las vidas trabajadoras y de las grandes mayorías.

Necesitamos organizarnos desde abajo en cada lugar de trabajo y cada gremio, exigiendo también a nuestros sindicatos que tomen medidas en defensa de nuestra salud.

  •  Como medida urgente y elemental, llamamos a exigir e impulsar Comités de Seguridad e Higiene en cada lugar de trabajo, elegidos por los y las trabajadoras, que participe con plenos derechos en la elaboración de los protocolos de cuidado para cada tipo actividad, con poder para convocar eventuales medidas de fuerza o la suspensión de actividades si no se respetan estas condiciones.
  •  Que las cúpulas sindicales convoquen un plan de lucha por un plan de vacunación masiva.
  •  Que se aumente de la frecuencia del transporte público para no viajar hacinados, con protocolos seguros para sus trabajadores, al tiempo que se suspenden las actividades no esenciales, empezando por lugares donde ya existe riesgo sanitario, con licencias pagas al 100 %.
  •  Que se prohíban los despidos y las suspensiones con rebaja salarial; la restitución y actualización del IFE a $ 40 mil para quienes no tienen trabajo o viven de la changa y en la informalidad. Salario mínimo de $ 50 mil para activos y jubilados.
  •  Que el Estado y los empresarios reconozcan todos los reclamos del personal de salud.
  •  Que se congelen los alquileres y suspendan los desalojos.
  •  Que todos los recursos nacionales vayan a atender la pandemia, fortaleciendo el sistema sanitario, con el no pago de la deuda fraudulenta al FMI.

    Mandanos tu denuncia: ¿cómo se vive la pandemia en tu lugar de trabajo?




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias