×
×
Red Internacional

El ministro de Axel Kicillof sigue la línea argumental de Patricia Bulrrich. Sin pruebas para mostrar, asegura que la muerte del joven de 15 años perseguido por un patrullero se produjo porque era “un delincuente” y la Policía actuó correctamente. De gira por esa localidad entregó patrulleros 0 km, llave en mano, a la Sociedad Rural.

Jueves 2 de diciembre de 2021 | 15:13

Sergio Berni, ministro de Seguridad de Axel Kicillof, estuvo el martes en la localidad de Chivilcoy, donde entregó tres móviles cero kilómetro para la Patrulla Rural de la Policía Bonaerense que actúa en esa región. Entre sonrisas, el excarapintada le entregó en mano las llaves de las camionetas al intendente y a representantes de la Sociedad Rural de Chivilcoy (como para que no queden dudas de quién manda).

Luego, en una conferencia de prensa que brindó ante medios locales, Berni se refirió a la muerte de Esteban Vella, el adolescente de 15 años cuyo cuerpo fue encontrado en un arroyo el 18 de septiembre, tras ser víctima de una persecución policial.

Te puede interesar: Mientras el gatillo fácil arrecia, Kicillof quiere 40.000 efectivos más en la Bonaerense

  •  Ministro, el 18 de septiembre un menor de 15 años perdió la vida en Chivilcoy perseguido por un móvil policial. Pasaron 72 días y no tenemos ningún tipo de información oficial, ni municipal ni de la provincia. ¿Qué nos puede decir al respecto?- preguntó un periodista.
  •  Que la información, obviamente, es judicial. Nosotros tenemos una obligación, que es prevenir y detener a la delincuencia. Todos saben lo que estaba haciendo ese móvil y lo que estaba haciendo el menor que, lamentablemente, falleció. Había robado, andaba en una moto robada. No voy a ponerle ningún calificativo, pero había cometido un delito. La Justicia es quien investiga- respondió sin muchas ganas Berni.
  •  ¿No hay límites? ¿La Policía no tiene límites para perseguir a un menor?- insistió el periodista
  •  Sí, la ley. Absolutamente la ley.

    Otro periodista le preguntó si “nunca nos vamos a enterar lo que pasó con Esteban Vella”, a lo que Berni volvió a refugiarse en “la Justicia” y dijo que son los jueces y fiscales quienes deberán decir qué fue lo que ocurrió, como si él no fuera el jefe directo de los uniformados. Y buscando dar por cerrado el tema, dijo que los dos oficiales que estaban en el patrullero aquella noche “fueron sumariados y están esperando la resolución conjunta de Asuntos Internos y la Justicia”.

    Berni volvió a repetir, además, que bajo su gestión la Bonaerense ya “abatió” a unos doscientos “delincuentes”. Así, el ministro no vacila en justificar la muerte de Vella porque, según su versión de los hechos, el joven era un delincuente. Una aberración para defender a la maldita policía que conduce.

    Te puede interesar: Chivilcoy: nuevas pruebas contra la Policía que mató a un adolescente de 15 años

    Berni no hace más que reproducir las mismas opiniones que habían circulado por las redes sociales de parte de quienes buscaron incriminar y criminalizar al adolescente. Al tiempo que sostiene que el Poder Judicial debe brindar la información sobre lo ocurrido, no duda en afirmar que Esteban cometió “un acto delictivo”, algo que no fue probado siquiera en el expediente judicial.

    Si se anima a hablar tan livianamente del caso, Berni no puede desconocer que ni su ministerio ni la Secretaría de Seguridad de Chivilcoy respondieron aún a la solicitud de informes realizada por el Concejo Deliberante, votada por unanimidad en la sesión del 14 de octubre.

    Queda claro que el ministro de Seguridad viajó para dar respaldo a la Policía Bonaerense, ante un nuevo crimen que comete contra un adolescente. También es un respaldo al policía retirado Guillermo Britos, actual intendente de Chivilcoy que desde el primer día sostuvo que Esteban era un ladrón y que la Policía actuó bien.

    Te puede interesar: Maldita Bonaerense: “Entran a los tiros, apuntan a los chicos en la cabeza, todo dentro de mi casa”

    Según se pudo reconstruir hasta el momento, el adolescente de 15 años fue perseguido la noche del sábado 18 de septiembre por un patrullero de la Bonaerense cuando viajaba en una moto del tío, con el que trabajaba como repartidor. Como Esteban no había recibido su salario, le advirtió al tío que se llevaría la moto hasta que cumpliera con el pago.

    El hombre denunció a su sobrino ante la Policía, que no dudó en salir a su cruce y perseguirlo a los tiros desde un patrullero. Tras esta persecución Esteban fue hallado sin vida en el arroyo que cruza el puente de las Tres Bocas.

    La Comisión Provincial por la Memoria, que preside Adolfo Pérez Esquivel, se constituyó como querellante en la causa. El organismo estuvo en Chivilcoy a pocos días de los hechos, se reunió con la familia y el personal judicial interviniente y constató que la Policía había disparado.

    Las circunstancias en que el cuerpo de Esteban llegó al arroyo generan dudas y sospechas. La moto, en tanto, se encontró en perfectas condiciones y no cayó al arroyo.




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias