×
Red Internacional

Se trata de un caso de circulación comunitaria en San Pablo. La variante 501.V2 es mucho más contagiosa y genera escape de inmunidad frente a infecciones previas y vacunas.

Miércoles 7 de abril | 18:47

Brasil registró su primer caso confirmado de la variante de coronavirus altamente contagiosa detectada por primera vez en Sudáfrica, una nueva señal de peligro para un país que ya ha sido devastado por el mayor número de muertos diarios del mundo impulsado por una variante local generalizada.

Científicos del instituto biomédico Butantan señalaron que el caso, identificado en una mujer de 30 años en el estado de Sao Paulo, fue confirmado como el primero de la variante 501Y.V2, linaje B.1.351, detectada por primera vez en Sudáfrica y circulando ya en otros países. En un primer momento habían pensado que podría ser una nueva variante local.

La mujer, oriunda de la ciudad de Sorocaba, no había viajado al extranjero ni había entrado en contacto con alguien que lo hiciera, lo que indica una transmisión comunitaria local, dijeron los investigadores en un estudio publicado el domingo como pre-print (trabajo científico todavía sin revisión de pares) servidor medRxiv.

Los científicos temen un enfrentamiento entre la variante sudafricana y la variante P1, detectada por primera vez en Manaos, hoy prevalente en aquel país. Ambas son más contagiosas, posiblemente más mortales que la versión original del coronavirus y generan pérdida de inmunidad frente a infecciones previas o vacunas.

“Podría ser un duelo enorme”, dijo María Carolina Sabbaga a Reuters, una de las coordinadoras de Butantan para estudiar nuevas variantes. “Creo que la P.1 ya tomó el control. No estoy segura de si la variante sudafricana superará a la P.1, veremos", señaló.

Por medio del análisis de las secuencias completas de 217 muestras de SARS-Cov-2 obtenidas de los departamentos de salud regionales más importantes, los investigadores determinaron la circulación de variantes: i) B.1.1 (0,92%), ii) B.1.1.1 (0,46%), iii) B.1.1.28 (25,34%), iv) B.1.1.7 (Inglaterra, 5,99%), v) B.1.566 (1,84%), vi) P.1 (Manaos, 64,05%), and P.2 (Río de Janeiro, 0,92%).

José Patané, un investigador de Butantan, dijo que la variante sudafricana probablemente llegó a Brasil después de viajar por Europa hacia fines de 2020.

Producto de las políticas negacionistas de Bolsonaro, Brasil se encuentra en medio de una brutal brote de COVID-19, estableciendo récords de muertes semanalmente. El martes, el Ministerio de Salud informó un récord en un solo día de 4.195 muertes, y se prevé que pueda superar a EE. UU. en el futuro próximo en cuanto a fallecidos por covid.

Te puede interesar: Brasil.“Ahora soy genocida”: Bolsonaro se burla de las restricciones en medio del récord de muertes

La emergencia de esta variante podría complicar el programa de vacunación brasileño, basado en las vacunas de AstraZeneca y Sinovac Biotech Ltd de China, que, según señalan funcionarios del planalto, habrían demostrado su eficacia contra la variante de Manaos.

En particular, frente a la variante sudafricana, la vacuna de AstraZeneca demostró en ensayos clínicos tener solo el 10,4 % de efectividad, por lo que el gobierno sudafricano suspendió su uso.

A su vez, en una conferencia de prensa el miércoles señalaron que la inyección de Sinovac fue 50% efectiva para prevenir el covid-19 sintomático en un estudio de casi 68,000 trabajadores de la salud en Manaos. Se espera que los resultados del análisis intermedio se publiquen en los próximos días. Tanto en la variante sudafricana como la de Manaos, comparten la mutación E484K, que los científicos creen responsable del "escape de inmunidad" que genera reinfecciones y baja eficacia.

Las inmunizaciones han tardado en aumentar en Brasil después de que el gobierno se demorara el año pasado en adquirir vacunas mientras otros países corrían para asegurarse los suministros.

Te puede interesar: ¿Pandemia hasta cuándo? El covid-19 y la irracionalidad capitalista

El presidente Jair Bolsonaro ha cambiado su tono sobre las vacunas, promocionando vacunas que hasta hace poco desdeñaba. Pero el excapitán del ejército de extrema derecha continúa oponiéndose al distanciamiento social y a los requisitos de enmascaramiento que los expertos en salud consideran esenciales para frenar la transmisión del virus.

Mientras las nuevas variantes se propagan y Bolsonaro sigue oponiéndose a medidas de distanciamiento social y uso de barbijos, la presión empresarial impulsó el ingreso en la cámara baja del Congreso de un controvertido proyecto de ley para permitir la compra de vacunas al sector privado.

Esta situación en el país vecino no hace más que resaltar la necesidad urgente de aplicar medidas para suprimir la circulación del virus y la propagación de nuevas variantes. Los planes de testeo a escala masiva son cruciales para el rastreo de casos estrechos y aislamiento, pero en Argentina, a pesar de conocer desde el 12/2 la circulación comunitaria de la variante de Inglaterra y luego la de Manaos y Río de Janeiro, la positividad de testeo no ha hecho más que aumentar.

Asimismo, exigir el levantamiento de las patentes de las vacunas y declarar la utilidad pública de los laboratorios que las producen para garantizar vacunas para el país y los países vecinos. Esto a pesar de que, insólitamente, en el país se produjeron ya 40 millones del principio activo de la vacuna de AstraZeneca en el laboratorio del empresario Hugo Sigman, que se enviaron a México y de las cuales no regresó ni una.

Estas medidas son parte del plan integral que plantea el Frente de Izquierda, y ha sido presentado por el diputado Nicolás del Caño en el Congreso.

Te puede interesar: Declaración. La izquierda propone medidas de emergencia frente a la llegada de la segunda ola




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias