Sociedad

COVID-19

EE. UU. y Hong Kong explotan prisioneros para hacer gel antibacterial y cubrebocas

Ante la declaración de pandemia por la propagación del Coronavirus, reclusos de Estados Unidos y Hong Kong son explotados para hacer gel antibacterial cubrebocas.

Jueves 12 de marzo | 23:40

Activistas defensores de los derechos humanos de las personas en prisión, reportó Reuters, denunciaron que el trabajo penitenciario está siendo utilizado para satisfacer la gran demanda de gel antibacterial y cubrebocas generada por la expansión del coronavirus por el mundo. Señalan que se trata de un nuevo caso de "esclavitud moderna".

Coronavirus: entre la pandemia y la irracionalidad del sistema capitalista

Estados Unidos y Hong Kong, son dos de los países en que fueron señaladas prácticas que incluyen turnos nocturnos -como a los que son forzadas las reclusas en Lo Wu, Hong Kong- para fabricar hasta dos y medio millones de cubrebocas. El pago mensual que reciben por trabajar todo el día es muy inferior al salario mínimo en la isla.

Según activistas, cerca de 100 mujeres prisioneras trabajan seis días a la semana en turnos de seis a 10 horas, incluidos los turnos nocturnos.

En Estados Unidos, por su parte, Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York anunció este lunes que, ante la escasez, utilizarían mano de obra penitenciaria para garantizar la producción de 100 mil galones de gel desinfectante, el cual será distribuido en escuelas, prisiones, transporte y agencias gubernamentales.

Irán e Italia, reporta The Guardian, son un ejemplo de cómo el Covid-19 tiene en las prisiones un espacio de propagación ideal.

La explotación no es el único factor de riesgo para la población penitenciaria. Activistas han señalado también que las cárceles son espacios vulnerables de contagio y propagación del virus. El hacinamiento y otras condiciones de insalubridad son factores que contribuyen a la vulnerabilidad de esta población.

El coronavirus y la clase trabajadora







Temas relacionados

Coronavirus   /    Hong Kong   /    Sociedad   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO