×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Se trata de Hugo Mayol, uno de los socios de Lácteos Mayol. Con un discurso fascistoide, medios como La Nación lo presentan como una "víctima" mientras alientan movilizaciones patronales contra los reclamos obreros.

Lunes 8 de marzo | 09:22

“Lacras” y “mugres”. Las dos palabras son parte del video que difundió el empresario lácteo Hugo Mayol, parte de los dueños de Lácteos Mayol, ubicado en el partido bonaerense de Cañuelas. El ataque es contra los dirigentes sindicales y los trabajadores que reclaman en la puerta de la planta por sus derechos laborales y sus salarios.

Casi al borde del llanto, Mayol pide en el video que “alguien les saque estas lacras de encima” en referencia a quienes reclaman. Lo que no parece causarle ninguna lágrima es el hecho de haber dejado de pagar los salarios a inicios de marzo. Tampoco parece conmoverlo el hecho que su empresa no aporta las cargas sociales desde hace meses. Esas son las razones que llevaron al acampe en la puerta de la planta y contra las que protestan los trabajadores. El gremio que protagoniza la medida de lucha es Atilra, que encuadra a los trabajadores del sector lácteo.

Esta misma organización es la que denuncia que la empresa tiene 8 trabajadores inscriptos en ATILRA, en la categoría más baja, y el resto en otros gremios como UATRE y Comercio. El objetivo del empresario es no pagar menos cargas sociales. Además, una parte importante de la jornada laboral se paga en negro. El mismo gremio indica que “hace trabajar a todos ellos entre 8 y 10 horas diarias y sólo le paga en blanco media jornada, o sea, 4 horas diarias”.

Te puede interesar: Continúa el acampe en Lacteos Mayol por pagos adeudados

El video del empresario rápidamente llegó a los grandes medios de comunicación. Con un discurso fascistoide, La Nación presenta al patrón como una especie de víctima de los reclamos sindicales. Al mismo tiempo, alienta las movilizaciones reaccionarias y derechistas que atacan las demandas obreras.

Una de esas movilizaciones tuvo lugar el pasado jueves, cuando parte de los habitantes de la localidad de Gobernador Udaondo, junto a representantes de las filiales cercanas de la Sociedad Rural, se concentró en el cruce de las rutas rutas 215 y 16 para apoyar a la patronal de Mayol.

La línea editorial de La Nación es clara. Este sábado publicó una columna titulada “Las lágrimas del patrón” donde el periodista Francisco Olivera habla de los reclamos empresarios contra cualquier intento obrero de ponerle límites a la voracidad empresaria. El video de Mayol parece la presentación audiovisual del mismo tema. Es un intento de crear cierta simpatía hacia empresarios que despiden, rebajan salarios o precarizan.

Apelando a sensibilizar, esa línea editorial busca crear empatía entre las grandes patronales y cualquier pequeño comerciante, intentando crear una suerte de bloque social más amplio, que respalde acciones contra la clase obrera.

En un escenario signado por una crisis social creciente y una inflación persistente, la clase obrera tiene que pelear por defender su nivel de vida. Por evitar que la clase capitalista le imponga condiciones en aras de incrementar o sostener sus ganancias.

El país empieza a ser recorrido por otro ciclo de luchas obreras y de otros sectores, que enfrentan estos ataques. Esto, sin embargo, vuelve a chocar contra la ubicación de las direcciones sindicales burocráticas que, en términos generales, mantienen una enorme tregua con empresarios y Gobiernos. Es preciso organizarse para terminar con la misma. Para que la clase obrera pelea en conjunto contra el ataque capitalista.

Te puede interesar: La nueva oleada de luchas obreras y los desafíos de la izquierda




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias