×
×
Red Internacional

Ajuste en la educación.Universidad de La Matanza: miles de estudiantes afuera por cierre de carrera y falta de recursos

Durante las últimas semanas estudiantes reclaman frente a la política expulsiva de la universidad como el cierre de una carrera, la falta de conectividad, pérdidas de regularidad y falta de becas para miles de estudiantes.

Pablo CallauEstudiante de Derecho | UNLaM | Juventud del PTS

Fernando BarrazaEstudiante Trabajo Social | UNLaM

Martes 15 de junio | 19:54

Mientras continúa la crisis sanitaria profundizada por la pandemia, el gobierno nacional de Alberto Fernández está aplicando un ajuste que recae fuertemente sobre la juventud. Gran parte de los votantes del oficialismo tenían expectativas de que con este gobierno iban a recuperar el salario, mejorar las jubilaciones o conseguir trabajo. Es decir que iban a poder recuperar algo de lo que perdieron con el macrismo. Cuando dejamos el relato y vamos a los hechos nos encontramos con una realidad: la política del Frente de Todos es una política de profundizar el ajuste y como sabemos, no pasa sin represión. Tal como vivimos las y los estudiantes junto a los sectores en lucha que decidimos manifestarnos el viernes pasado en el Puente Pueyrredón.

Los números del último informe del Indec muestran que la pobreza escaló al 42% y la desocupación al 28,5%, según el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina. Por otro lado, la inflación del último cuatrimestre, según el Indec, fue del 17,5%. Particularmente el 50% de la juventud está por debajo de la línea de pobreza y la desocupación trepó al 25%, llegando al 29% hasta los 29 años. Es el sector social donde más recae la crisis, miles trabajan de manera precarizada. Peor aún es en el conurbano donde los niveles de pobreza en la niñez y la juventud llegan al 73%. Ni el gobierno nacional ni el provincial de Kicillof, dan respuesta a esta dura realidad que atraviesa el Conurbano, que además continúa con una alta tasa de contagios de Covid 19 y los hospitales con falta de insumos y recursos para la atención.

Te puede interesar: Panorama.Una semana de caricias a Pfizer, represión a trabajadores y desprecio a los pueblos originarios

Estos datos repercuten directamente en nuestra posibilidad de estudiar. Esos números fríos tienen el rostro de miles de jóvenes que hoy vivimos precarizados. ¿No éramos el futuro?. Los estudiantes se ven obligados a dejar de estudiar producto de algo tan evitable como la falta de dispositivos tecnológicos, de conectividad y acceso público a los datos de internet. Rectores de Universidades participaron en una reunión que discutió la nueva Ley de Educación Superior (LES), en donde el presidente de la CONEAU dijo: “En el conurbano bonaerense, en el primer año casi un 60% de los alumnos abandonan, con una baja en la tasa de graduación en un 22%”. Lamentablemente UNLaM no publica estos números.

La UNLaM como parte del ajuste

La UNLaM, con más de 60 mil estudiantes (mayoría hijos e hijas de trabajadores) y 3000 docentes, está ubicada en uno de los municipios con más pobreza de todo el conurbano y es hoy uno de los epicentros de esta crisis. Es reconocida por ser una de las universidades modelo de la “LES”, con un ingreso restrictivo que hoy cuesta $1200. Tiene convenios con 269 empresas, entre las que se encuentran 5 bancos privados, y grandes multinacionales como Techint, Siderar, Unilever, Pirelli, Coca Cola, YPF, por solo mencionar algunas de ellas. Incluso dentro la institución funciona un polo tecnológico donde distintas empresas precarizan estudiantes. Daniel Martinez, rector de la Universidad, es parte del organismo que discute el presupuesto universitario que hace 15 años vienen recortando. Como el año pasado votaron los rectores junto al Frente de Todos y a Juntos Por el Cambio un presupuesto universitario a la baja, de ajuste.

Te puede interesar: Presupuesto 2021. Presupuesto universitario 2021: recortes del 25 % en salarios y millones para los rectores

Por su parte el centro de estudiantes, conducido por la Liga Federal Universitaria, no es más que una correa de transmisión de las autoridades. De hecho impulsan bolsas de trabajo con contratos basura por 3 meses que benefician la ganancias de grandes empresas privadas. Utilizan el Centro de Estudiantes como un centro de negociados y servicios (con el apoyo del rector) y no como una herramienta de organización de los estudiantes. Unidad Estudiantil y Autoconvocados, como minoría del centro de estudiantes, tampoco utilizan ese lugar para organizar a los estudiantes.

La expresión más reciente de cómo avanza el ajuste en la educación pública en la UNLaM, es la suspensión de las inscripciones en la carrera de la Tecnicatura de Sonido y Grabación. “Luchamos porque esta carrera no se cierre para que no se le quite la posibilidad a tantos jóvenes que no tienen recursos económicos para estudiar esta tecnicatura. No hay otros lugares donde dictan de forma gratuita esta carrera”, afirmó Claudia, estudiante de la carrera.

Esta decisión del cierre de la carrera fue a espaldas de la comunidad educativa y sin ningún tipo de consulta. Las autoridades se excusan en que es un “problema económico”, cuando es el mismo rector Martinez el que avala el presupuesto universitario de ajuste.

Te puede interesar: Ajuste. UNLaM: Estudiantes se organizan contra el cierre de la carrera de Sonido y Grabación

Los estudiantes de Sonido y Grabación se están organizando y llevaron distintas propuestas y alternativas para evitar el cierre. Definieron, en asamblea, crear redes sociales para difundir el conflicto y crearon un petitorio para que se firme en apoyo a su lucha.

Frente a la exigencia de las autoridades de tener 2 materias aprobadas como mínimo en el año, Juli, estudiante de Trabajo Social afirmó: "No cuento con computadora ni con datos libres para cursar, el año pasado logramos con otros estudiantes que retiren la exigencia de la regularidad, este año la vuelven a pedir. Esta medida no hace más que excluir a las y los estudiantes que no tenemos conectividad".

Por esto las y los estudiantes decidieron realizar un petitorio para que la universidad vuelva a sacar la exigencia de regularidad.

Además, en la UNLaM, también se expresa un reclamo que crece en cada una de las universidades nacionales y terciarios: el reclamo por el acceso al Progresar.
El Progresar apenas puede ayudar a cubrir los gastos de fotocopias de un estudiante. De por sí es absolutamente insuficiente. Sin embargo, lo que estamos viviendo hoy es que decenas de miles se anotaron para recibir esta beca porque la necesitan y fueron rechazados o incluso continúan en “evaluación”. ¿Esto no es ajuste? En la UNLaM cientos de estudiantes se anotaron en el petitorio impulsado por la juventud del PTS en el FITU.

Lara, estudiante de desarrollo web, que está en esta situación, denuncia: “La mayoría de los estudiantes estamos sin trabajo y conseguirlo en pandemia se hace aún más difícil y más si no nos otorgan el apoyo que sería la beca.”.

La juventud no se resigna

En medio de esta crisis social, económica y sanitaria, mientras los empresarios siguen llenándose los bolsillos y el FMI sigue recibiendo millones, la juventud está siendo atacada por el gobierno nacional. Hay un ajuste que recae sobre las condiciones de vida de las mayorías y en particular sobre los jóvenes que les están precarizando el presente y robando el futuro, pero no se resignan y luchan junto a los sectores que ya están peleando contra este ajuste. Por ejemplo los trabajadores municipales de la salud de La Matanza, los trabajadores de Ema y otras empresas de energía como Argencobra, los vecinos de los barrios en recuperación de Los Ceibos y Nueva Unión que también denuncian al intendente del distrito Fernando Espinoza del Frente de Todos, que no les da respuesta efectiva a sus reclamos e incluso les da la espalda. En Neuquén los trabajadores de la salud dieron un gran ejemplo organizándose de forma autoconvocada contra los sindicatos que los traicionaron y cortaron durante semanas las rutas del petróleo, en unidad y coordinados con distintos sectores y organizaciones políticas, para conseguir un aumento del 54%.

El viernes pasado ocupados, desocupados y estudiantes se manifestaron en contra de la precarización, los despidos, por vacunas para todos y fueron reprimidos. Como estudiantes los acompañamos, levantando sus demandas pero además exigiendo becas para todos aquellos que no puedan estudiar, un IFE de $50.000, conectividad y dispositivos tecnológicos para que nadie se quede fuera de la universidad. El acceso debe ser irrestricto y no arancelado, que funciona como filtro para el acceso a la educación. Dar esta pelea en unidad es fundamental para aumentar la fuerza. Nicolás del Caño del PTS-Frente de Izquierda Unidad estuvo presente en la jornada, y denunció al gobierno nacional que respondió con represión el legítimo reclamo de las luchas.

Te puede interesar: Puente Pueyrredón. "Estamos peleando por el pan de nuestros hijos y nos reprimen"

Esta juventud no se olvida que este gobierno dejó en la calle a familias pobres, dejó a pibes sin casa después de una terrible represión en Guernica, este gobierno es responsable del asesinato de Facundo Castro. Pero no vamos a agachar la cabeza ante la represión, ante el ajuste. Como nos muestran los jóvenes de Chile, de Colombia que no se resignan, en Argentina tenemos que organizarnos junto a la clase trabajadora para enfrentar al gobierno.

Por eso creemos que en la universidad es urgente que nos agrupemos con reclamos concretos en una asamblea de estudiantes, donde puedan participar, opinar y votar todos los estudiantes, abierta también a los docentes y los sectores de trabajadores en lucha, así como a todas las corrientes universitarias, incluyendo a quienes forman parte del centro de estudiantes. Tenemos que poder votar un plan para que cada uno de los reclamos sea resuelto, para exigir al centro de estudiantes que se sume a esas demandas y para frenar el ajuste universitario que está dejando a miles de jóvenes trabajadores sin la posibilidad de estudiar.

¡El gobierno sigue dándole todo al FMI y a los empresarios! ¡A costa de nuestra vidas, nuestra salud y educación! Tenemos que pelear y organizarnos desde abajo en asambleas, movilizaciones y comités contra sus planes, y también en nuestra propia Universidad contra el ataque a nuestra educación. Quieren descargar el ajuste en nuestras espaldas y la única vía para triunfar es continuar el camino de la coordinación y unidad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias