Sociedad

¡APARICION CON VIDA YA!

Carta de la madre de Lichita, la niña de 14 años secuestrada por el Estado paraguayo

Tiempo estimado 3:33 min


Desde la cárcel del Buen Pastor en Paraguay, su madre Carmen Villalba, quien está presa hace 17 años le escribió una carta a su hija que continúa desaparecida.

Jueves 14 de enero | 17:07

Elizabeth Oviedo Villalba de sobrenombre “Lichita”, tiene 14 años, desde el 30 de noviembre de 2020 se encuentra desaparecida. Es hija de los presos políticos Carmen Villalba y Alcides Oviedo Brítez, quienes están privados de su libertad hace más de 17 años.

Lichita vivía en la localidad de Puerto Rico, Provincia de Misiones. En noviembre de 2019 viajó a Paraguay con su tía Laura y sus dos primas María Carmen y Lilian Mariana de 11 años, nacidas en Argentina para conocer a sus padres, presos políticos del Estado paraguayo e integrantes del E.P.P. (Ejército del Pueblo Paraguayo), para regresar en Marzo del 2020. Producto de la pandemia no pudo regresar al cerrarse la de frontera entre Paraguay y Argentina.

Como consecuencia, se quedaron junto al grupo armado hasta que el 2 de Septiembre del 2020 fueron emboscadas por la F.T.C. (Fuerzas de Tareas Conjuntas) de las Fuerzas Armadas Paraguayas, creada en el año 2013 por ex presidente de Paraguay Horacio Cartés, en las cuales las dos niñas de 11 años fueron brutalmente asesinadas y la niña sobreviviente de 14 años, hoy desaparecida, logró escapar del ataque que se produjo.

Desde el Pabellón N° 2 de la cárcel del Buen Pastor, su madre, Carmen Villalba, escribió este lunes, el siguiente texto a su hija. (Fuente Agencia para la Libertad)

"¿Lichita donde estás? Que no te trague el silencio abrumador de las bestias que te hieren, buscando el tiro certero contra la niña insumisa que nació en cautiverio con los ojitos abiertos dando sus primeros pasos en prisión a los 10 meses".

Es necesario profundizar una amplia y enérgica campaña democrática por la libertad de Carmen Villalba y por el castigo a los responsables políticos y materiales del asesinato de María Carmen y Lilian Mariana, así cómo de la desaparición de Elizabeth Oviedo Villalba, "Lichita".

Silencios

«Sangra una niña sobre un lecho lúbrico y un silencio se esconde entre los trapos. Degüellan a un muchacho en una patria y un silencio terrible cierra los campanarios, pone candados en los libros». Jorge Debravo-

Lichita, mi indiecita irreverente, ¿dónde estás?

Silencios, indiferencias y claudicación no toquen a mi puerta, hoy la contienda nos necesita con la palabra, la pluma y el hacer certero de la lucha, con la mente sobria aunque el corazón este sangrando.

¿Lichita donde estás? Que no te trague el silencio abrumador de las bestias que te hieren, buscando el tiro certero contra la niña insumisa que nació en cautiverio con los ojitos abiertos dando sus primeros pasos en prisión a los 10 meses.

¿Lichita dónde estás? Desde donde estés sacúdete de tus amarres, no te des por vencida, no olvides que para vos nunca fue opción dejarse morir.

Indiecita guaraní no habrá montañas ni cerros que te traguen, el pueblo en lucha te arrancará desde donde estés.

El luctuoso 2 de setiembre que se llevó a Lilian Mariana y María Carmen, despliega un atronador silencio. Mientras los indiferentes braman cómplices ante la muerte de cuerpos infantes.

En estos momentos el silencio y la indiferencia es complicidad con los enemigos del pueblo. Es aceptación pasiva de toda la criminalidad de las hordas asesinas del estado paraguayo.

Te puede interesar: Asesinato y desaparición forzada de niñas argentinas en Paraguay





Temas relacionados

Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO